martes, 1 de diciembre de 2009

'What Do You Care What Other People Think?', de Richard P. Feynman


Feynman debió de ser un personaje tan fascinante que quienes trabajaron con él quedaron obnubilados, hasta el punto de grabar sus conversaciones con él y esforzarse en darles forma de libro.
Tras el rotundo éxito de "¿Está usted de broma, señor Feynman?", parece que sus colaboradores comprendieron que los materiales que no tuvieron cabida en el primer libro tenían gran potencial económico, y compilaron este segundo volumen, con el mismo estilo que el primero, aunque un poco más desequilibrado, para mi gusto.
El libro tiene dos secciones principales; la primera está dedicada a describir el nacimiento, desarrollo y trágico final de la relación de Feynman con su primera esposa, Arlene. Es un relato muy bien escrito, emotivo a la fuerza, donde cabe destacar la racionalidad y coherencia con que ambos miembros de la pareja manejaron sus dificultades. La segunda, en agudo contraste con la primera, no se refiere al ámbito de lo personal sino de lo laboral. Para mi gusto, es la parte más interesante con diferencia: narra la colaboración de Feynman con la NASA para descubrir las causas del accidente del Challenger en 1986.
Además de detallar minuciosamente las etapas de su investigación y mostrar el camino de deducciones lógicas que le llevaron hasta los pequeños anillos de goma que motivaron el desastre, Feynman pone en evidencia a la NASA por su empeño en lanzar el cohete (¿por motivos comerciales, políticos, de imagen?) ignorando todas las recomendaciones de los ingenieros "de a pie" que apuntaban en sentido contrario. Y denuncia también todas las trabas que, irónicamente, el propio comité de la NASA que le pidió colaboración le puso en su búsqueda de la verdad, con el argumento de que "muchas carreras de excelentes profesionales dependían de lo que Feynman expusiera en sus manifestaciones".
Sólo por leer una denuncia del corporativismo en estado puro hecha con tanta elegancia, merece la pena. El resto del libro no está mal, pero desde el punto de vista intelectual, es menos estimulante.

jueves, 16 de julio de 2009

"Una breve historia de casi todo", de Bill Bryson


A pesar de las grandes expectativas que tenía puestas sobre este libro, lejos de decepcionarme, las ha superado con creces. Bill Bryson tiene un don.

A lo largo de 30 capítulos, el libro trata de explicar cómo lo que vemos a nuestro alrededor ha llegado a ser lo que es. Cada capítulo está dedicado a un tema, y sin que nos demos cuenta, a base de contarnos muchas historias divertidas y bien hiladas, Bryson nos introduce en todos los campos de la ciencia avanzada.

Apenas se deja nada: física para explicar el origen del universo, técnicas de cálculo de la edad de la Tierra, las partículas subatómicas de la materia, geología, la tectónica de placas y por qué visitar Yellowstone es deporte de alto riesgo, meteorología y climatología, los restos que quedan de la última glaciación (¡ahora sé que existe el permafrost!) la aparición de la vida, los fósiles y las teorías de la evolución, la genética y el ADN, los virus y las bacterias, cómo funciona la selección natural, cómo eran los otros homínidos que existieron, por qué hay mucho más parecido entre nosotros y los chimpancés que con los demás primates...

Todo esto aderezado con detalles de la vida de los científicos que lo fueron descubriendo poco a poco, sus errores además de sus aciertos, las dificultades para lograr que todos llamen a las cosas por el mismo nombre, y sin ocultar los plagios y las zancadillas que se hacían unos a otros para asegurar su gloria personal.

Y por último, Bryson nos deja una reflexión acerca del papel que ha tenido el hombre en la degradación del medio ambiente de las últimas décadas, la extinción masiva de especies, y la capacidad que tiene también de cuidar de todo ello, conservarlo y estudiarlo para sacar mejor provecho. No sabemos cuánto tiempo le queda a la especie humana sobre el planeta, pero mientras tarde en llegarnos la extinción, será mejor cuidar la única casa que tenemos, preservar las especies que hay (no vaya a ser que un día las necesitemos) y brindarles el respeto que se merecen. A fin de cuentas, son tan supervivientes como nosotros: muchas otras especies han estado aquí antes, y no han vivido para contarlo.

viernes, 22 de mayo de 2009

El mundo y sus demonios, de Carl Sagan



Ver opiniones de "The Demon-Haunted World" en www.amazon.com

Con este libro me ha pasado lo que le sucedía en el chiste a aquel pobre fan de Clint Eastwood, que entró en el cine a ver "Los puentes de Madison" creyendo que sería como las anteriores películas de su héroe, y se pasó la sesión entera expectante pensando "¡Seguro que ahora es cuando se lía de verdad! ¡Vamos, Clint, dale, dale!".

Cuando llegué a la última página del libro me di cuenta por fin de que no se iba a liar. La prosa del libro está muy bien redactada, pero esperaba más de su contenido teniendo en cuenta el autor.

El libro comienza explicando un ejemplo tras otro de ocasiones en que el común de los mortales crédulos se inclinan por buscar una explación esotérica a sucesos que en la mayoría de los casos tienen explicación científica. Se entretiene con el tema de las abducciones por extraterrestres hasta el aburrimiento. Y mantiene la postura, que comparto totalmente, de que frente a un hecho sorprendente, es más fiable quedarse con la explicación científica que con la supersticiosa. Da algunas argumentos en este sentido: en términos estadísticos la explicación más simple suele ser la correcta, la predicciones científicas tienen más probabilidad de cumplirse que las de los adivinos, etc.

Después pasa a analizar (sin profundizar demasiado para no meterse en líos) por qué la gente suele preferir la superstición a la ciencia, por qué el conocimiento científico en la población estadounidense es tan escaso, por qué se invierte tan poco dinero en educación científica en las escuelas y por qué es preferible para los gobiernos una población crédula antes que una población que cuestione lo que sucede a su alrededor, y por ende, la política de sus gobernantes.

El problema de este libro es que, a mi juicio, su público objetivo se reduce al conjunto vacío: una persona educada y escéptica no leerá en sus páginas nada que no supiera ya antes, y a una persona crédula no le convencerán ninguno de los argumentos que da Sagan en el libro para empezar a cuestionar sus creencias.

Para ser justa, debo decir que mi valoración del libro se puede ver influenciada por el hecho de que tenía grandes expectativas puestas sobre él. Así, es difícil estar a la altura. Para el siguiente libro que voy a leer, "Una breve historia de casi todo", de Bill Bryson, tengo también grandes esperanzas, así que espero que el desenlace no sea el mismo.

martes, 31 de marzo de 2009

El hombre anumérico, de John Allen Paulos



Ver opiniones de "Innumeracy" en www.amazon.com

Como introduce el libro, muchas personas dicen "no tengo ni idea de matemáticas" sin sonrojarse porque lo consideran aceptable como algo normal, y sin embargo si alguien admitiera "no tengo ni idea de lengua española" quedaría bastante peor. Y este libro se dedica a ilustrar las manifestaciones de que el común de los mortales tiene poca idea acerca de proporciones, estadísticas, porcentajes y demás conceptos matemáticos básicos. También desmonta las supersticiones e ideas pseudocientíficas. Todo ello en clave de humor. La única pega es que, si se lee todo seguido, acaba perdiendo la gracia y uno sólo percibe la sucesión interminable de ejemplos de la estupidez humana.

¿Está usted de broma, Sr. Feynman?, de Richard P. Feynman



Ver opiniones de "Surely you're joking, Mr. Feynman!" en www.amazon.com

Feynman, otro de los inventores de la bomba atómica, nos muestra en esta divertida autobiografía cómo su época de Los Alamos fue sólo una de tantas anécdotas asombrosas que compusieron su vida. Esta mente inquieta y creativa no podía conformarse con llevar una vida ordinaria... y rompió todos los moldes. Altamente inspiradora y recomendable.

Aventuras de un matemático, de S. M. Ulam

Ver opiniones sobre "Adventures of a Mathematician" en www.amazon.com

Ulam fue uno de los científicos más famosos que trabajó en Los Alamos para la construcción de la bomba atómica. Este libro, más que una autobiografía, es una recopilación de recuerdos de su vida, anotados rápidamente en trozos de papel o grabados en cintas, y después entregados a su abnegada esposa que tuvo que hacer una labor de chinos para darle forma de libro. El contenido es fascinante (trata sobre la relación de sus matemáticas con el trabajo de sus compañeros físicos), pero la forma es desastrosa, deshilvanada y sin continuidad.

Apología de un matemático, de G. H. Hardy

Ver opiniones sobre "A Mathematician's Apology" en www.amazon.com

Hardy (gran matemático de fama mundial), deprimido por el acontecimiento de las sucesivas guerras, renuncia a seguir trabajando en matemáticas en su convencimiento de que esa tarea sólo pueden llevarla a cabo cerebros más jóvenes que el suyo, a la par de que expone sus dudas sobre la utilidad de la matemática pura para el bien de la humanidad. Una lástima que no viviera para ver el nacimiento de la criptografía y su utilidad en la Segunda Guerra Mundial.

Si lo que se busca es un libro que le inspire a uno a estudiar matemáticas, es mejor leer otro libro.